Brasil Bi-Campeón Mundial

El final de la década del 50 y el principio de la del 60 fueron sin duda el momento más glorioso de la historia del básquetbol brasilero, con la obtención de dos campeonatos mundiales consecutivos: Chile 1959 y Brasil 1963.

El equipo norteño, que en el mundial de 1950 en Argentina se había coronado 4º y en el de 1954 como local obtuviera el 2º puesto detrás de los Estados Unidos, veía renovada su esperanza de quedarse con el título en Chile y lo concretó protagonizando un gran torneo, en el que disputó 9 partidos, con 7 victorias y 2 derrotas.
El plantel, bajo la dirección técnica de Togo Renan Soares (Kanela), estaba integrado por Zenny Azevedo, Amaury Pasos, Wlamir Marques, Waldyr Boccardo, Jose Maciel Senra, Fernando Freitas, Carmo De Souza, Jathyr Schall, Edson Dos Santos, Otto Da Nobrega, Pedro Vicente Fonseca (Pecente) y Waldemar Blatkauskas.

Integrando el Grupo B junto a México, Canadá y la Unión Soviética (junto con Bulgaria, las únicas dos selecciones europeas asistentes al campeonato), el elenco norteño comenzaba su participación frente a Canadá, en el que se impuso en cifras de 69 a 52. En la segunda jornada caería derrotado frente a la URSS por 73 a 64 y cerraría su participación venciendo a México 78 a 50 para quedarse con el segundo puesto detrás los soviéticos, en una serie que por la igualdad entre Brasil, la URSS y Canadá con 2 victorias y 1 derrota, terminó decidiendo los clasificados a la siguiente ronda por sistema de desempate FIBA. Las principales figuras ofensivas del elenco norteño en la fase de grupos terminaban siendo Blatkauskas promediando 15,3 puntos por juego, Wlamir con 15, Dos Santos con 13,7 y Amaury con 13.

Los restantes Grupos marcaban la clasificación de Estados Unidos (3-0) y Formosa, selección de China Taipei (2-1) en el Grupo A y Bulgaria (3-0) y Puerto Rico (2-1) por el Grupo C.

Los restantes equipos debieron afrontar dos rondas de reclasificación, que terminarían clasificando a los chilenos como el séptimo equipo que disputaría instancias definitorias. Ya en la ronda final, Brasil debería afrontar 6 juegos, de los cuales finalizó ganando 5 y ellos fueron:

Brasil 94 Formosa 76 Amaury, 22 puntos
Brasil 62 Bulgaria 53 Dos Santos, 17 puntos
Unión Soviética 66 Brasil 63 Amaury, 24 puntos
Brasil 94 Puerto Rico 71 Wlamir, 21 puntos
Brasil 81 Estados Unidos 67 Wlamir, 26 puntos
Brasil 73 Chile 49 Wlamir, 17 puntos

De esta forma la fase final, que consistió en una rueda de 7 equipos en jugando en régimen de todos contra todos, terminaba con Brasil como líder y campeón del mundo con 5 victorias y 1 derrota, seguido por el vice campeón Estado Unidos con un record de 4-2 y Chile como medalla de bronce y superando a Formosa por saldo de goles con 2-4.

El goleador del equipo brasilero terminó siendo Wlamir con 149 puntos en 8 partidos (18,6 ppp), quien ocupara la tercera posición en la tabla de goleadores tras Chen de Formosa que culminó con un promedio de 20,1 y Vicens de Puerto Rico con 19,8.

Cuatro años más tarde, la historia sería otra. Brasil, el actual campeón del mundo organizaba el torneo en su casa y la obtención del título era mucho más una obligación que un anhelo. El equipo de Kanela mantenía a los principales referentes; Wlamir, Amaury, Blatkauskas, Schall, De Souza y agregaba al plantel al que a la postre sería uno de los más grandes basquetbolistas brasileros: “Bira”, Ubiratan Pereira Maciel, quien actualmente integra el Salón Mundial de la Fama FIBA y tiene el record de haber obtenido 4 medallas en torneos mundiales y de haber disputado 5 campeonatos del mundo (además de obtener un bronce Olímpico en Tokio 64).

Brasil afrontaba un campeonato mundial en casa, con lo que seguramente era su mejor selección de la historia y terminó confirmando su favoritismo quedándose con el título en carácter de invicto, con 6 victorias en 6 presentaciones.

En esta oportunidad no participó de la serie de grupos, sino que entró directamente a la ronda final a disputar partidos junto a otros 6 equipos en una rueda todos contra todos. En ese grupo, integrado además por Estados Unidos, Francia, Italia, Puerto Rico, Unión Soviética y Yugoslavia, se perfilaban como los grandes rivales a vencer las selecciones de Estados Unidos, Yugoslavia y Unión Soviética, que clasificaron primeros e invictos en sus respectivos grupo con 3 victorias cómodas.

Pero el equipo norteño conocía de su potencial, desarrolló una gran fase final y con 6 victorias en 6 partidos, se coronaría por segunda vez consecutiva como campeón del mundo. Los resultados de Brasil en dicha serie fueron:

Brasil 62 Puerto Rico 55 Amaury, 18 puntos
Brasil 81 Italia 62 Mirchauswka, 18 puntos
Brasil 90 Yugoslavia 71 Wlamir, 24 puntos
Brasil 77 Francia 63 Mirchauswka, 17 puntos
Brasil 90 Unión Soviética 79 Mirchauswka, 27 puntos
Brasil 85 Estados Unidos 81 Wlamir, 26 puntos

Las principales figuras goleadoras en Brasil volvieron a ser Wlamir y Amaury promediando 18 y 17,7 puntos por partido y ubicados tercero y cuarto en la tabla general de goleadores tras el peruano Ricardo Duarte que finalizó con 23,1 y el mexicano Enrique Grajeda con 20.
Sin duda el ciclo más exitoso de la historia del básquetbol de Brasil que, pese a haber vuelto a tener grandes equipos e incluso a uno de los mejores jugadores de la historia de este deporte como lo fue Oscar Schmidt, no ha podido repetir.

 

Néstor Barrosa

 

 

 


Montevideo, Uruguay - www.basketdigital.com - Todos los derechos reservados